jueves, 27 de mayo de 2010

COMO EMPEZÓ LA ECONOMÍA COLONIZACIÓN ANTIOQUEÑA





Hacia mediados del siglo XIX, se presentó un nuevo movimiento colonizador y conquistador de aventureros antioqueños del sur, hacia la vertiente selvática, en busca de tierras, baldíos y minas sin dueño, con el fin de ser adquiridos por títulos del esfuerzo, e incorporados a la economía nacional. Es así como una caravana colonizadora de antioqueños, encabezada por Isidro Parra, encontró bajando hacia el noroeste, un valle sembrado de corpulentos cedros y robles con unos pocos bohíos construidos desde 1850, en virtud del decreto del 23 de abril de 1849, y que llevaba el nombre bíblico del Líbano.
Se inició la organización y el trazado simétrico de su área urbana, configurándose como aldea hacia 1886. A partir de este momento y hasta 1900 el Líbano se desarrolló como una aldea importante, luchando contra la selva, abriendo caminos de herradura hacia todas las direcciones, colocándose al final de este periodo en la categoría de provincia que incluía los actuales municipios de: Villahermosa, Casabianca, Fresno, Herveo y Santa Isabel, con aproximadamente 1.500 a 2.000 habitantes.
El desarrollo socioeconómico de la región, fue orientado por sus fundadores hacia la explotación de un importante potencial minero y al cultivo del café, el que ha llegado a ser el elemento característico y principal de la economía, sociedad y cultura Libanense.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada